lunes, 28 de diciembre de 2009

Tradicionales fiestas de San Esteban en Sumamao - Santiago del Estero


Haciendo click sobre la imagen, se agranda.
1) Alférez de San Esteban, óleo de Marcelo Argañarás (Santiago del Estero)
2) Bombistos de San Esteban
3) Alféreces a caballo vivando al santo alrededor de los arcos con ofrendas (ichas).
Las fotografías 2 y 3 pertenecen a la obra "Tradiciones religiosas populares de Santiago del Estero", de Amalia Gramajo de Martínez Moreno y Hugo Martínez Moreno (Ed. V Centenario, Santiago del Estero, 1992).
A continuación, transcribimos una colorida nota del diario EL LIBERAL que nos envía un amigo desde Santiago:
ENCUENTRO -
Una festividad religiosa que cobra más fuerza cada año, San Esteban concentró a más de 35 mil personas en Sumamao Mucha gente llegó a pie, en bicicleta, y otros en colectivos para rezarle a la imagen que cada año convoca a miles de devotos. Una fiesta popular con mucha tradición.


Más de 35 mil personas invadieron ayer Sumamao, en el departamento Silípica, con el único propósito de venerar a San Esteban, la imagen sagrada que una vez más convocó a fieles de toda la región, además de miles de santiagueños que volvieron de Buenos Aires, Tucumán y de otras provincias para estar presentes en la fiesta mayor del santo.
Pese al agobiante calor de ayer, el movimiento de gente fue incesante desde la tarde del viernes, aunque el grueso de los devotos empezó a llegar desde las ocho de la mañana para concentrarse en torno al templo donde la imagen recibió a sus visitantes que cada año repiten la particular celebración que es mezcla de religiosidad y tradición gaucha, con sus jinetes montados a caballos y la llamada carrera de los indios, en la que cientos de jóvenes recorren varios kilómetros al trote a modo de tributo al santo que los espera en el pequeño paraje ubicado a unos 5 kilómetros de la ruta nacional Nº 9.
Ayer, la celebración se desarrolló con “llamativa normalidad”, según el jefe del operativo policial, subcomisario Raúl Cortez, quien tuvo a su cargo a medio centenar de uniformados que fueron rotando desde el viernes para custodiar la celebración que finalizó anoche.
Familias enteras llegaron al lugar, muchos lo hicieron a pie o en bicicleta, cumpliendo promesas o sencillamente a modo de ofrenda por las bendiciones recibidas a lo largo del año. “Yo no pido nada, solamente salud y trabajo para mis hijos que por suerte tienen trabajo y andan bien. No tengo más que agradecer”, dijo Susana Giménez, que llegó de Loreto ayer bien temprano y se quedó hasta las primeras horas de la tarde, pese al intenso calor.
Fueron muchas las familias que enfrentaron con entereza las altas temperaturas, refugiadas en las sombras de los árboles. Los hombres, en su mayoría, se hidrataron con abundante cerveza y muchos terminaron congregados en torno al escenario montado junto al templo del santo o en un baile armado para la ocasión a unos cien metros de este lugar.
Según el jefe del operativo policial, éste es uno de los años con mayor concurrencia de gente que se recuerde, con más de 35 mil personas, y afortunadamente todo se desarrolló con normalidad, aunque hubo algunas personas que tuvieron que ser asistidas por deshidratación o golpes de calor.

50 Policías fueron afectados al operativo de seguridad en todo el predio donde se desarrolló la fiesta.
200 Fueron aproximadamente los puestos de venta de comidas, bebidas y artesanías que se instalaron en Sumamao.
6 Ambulancias del Ministerio de Salud de la provincia trabajaron desde el viernes con equipos de médicos y enfermeros.
4 Camiones de Recursos Hídricos de la provincia fueron afectados a la fiesta religiosa para garantizar el suministro de agua a la gente.
Fuente: Diario "El Liberal", Santiago del Estero