martes, 17 de febrero de 2009

Una visión católica, tradicional y señorial de nuestra historia: "Siglos de Fe..." (1ª nota) -

Comenzamos hoy a publicar un ensayo de visión católica y tradicional de aspectos fundamentales de la historia argentina, teniendo en cuenta, con el realce que merece, la acción de las clases dirigentes tradicionales que se formaron a partir del siglo XVI. Agradecemos a nuestros lectores sus aportes y ponemos a su disposición el trabajo completo.

SIGLOS DE FE EN ARGENTINA Y AMÉRICA PREANUNCIAN UN FUTURO GLORIOSO –
La formación de la civilización cristiana y mariana en nuestro suelo y su resistencia a la Revolución igualitaria (ca. 1530-1830)

Luis María Mesquita Errea


II Jornada de Cultura Hispanoamericana por la Civilización Cristiana
Cabildo histórico de Salta


8 de septiembre de 2006, fiesta del Nacimiento de Nuestra Señora “que regocijó a todo el universo”

Objetivo:
brindar un panorama del desarrollo de la Civilización Cristiana en Argentina durante el período hispánico, y mostrar la crisis que sufrió en los períodos iluminista-absolutista y de ruptura de lazos con España.
Es de fundamental importancia para entender y valorar nuestra identidad comprender que lo que se encuentra en nuestros orígenes no es sólo la extensión de la civilización hispánica del siglo XVI a esta parte de América sino una realidad superior, que existió vigorosamente y aún existe, como lo enseña San Pío X:
• (...) la civilización no está por inventar, ni la ciudad nueva por construir en las nubes. Ha existido, existe; es la civilización cristiana, es la ciudad católica. No se trata más que de instaurarla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques siempre nuevos de la utopía malsana, de la revolución y de la impiedad: omnia instaurare in Christo" (Notre Charge Apostolique ).
Procuraremos mostrar con ejemplos su formación y el ataque planificado de que fue objeto a partir del siglo XVIII, apoyados en tres pilares: la Fe católica y las enseñanzas pontificias, los datos históricos y la sana crítica.

Abordando el tema
Con los matices y excepciones que comportan las divisiones temporales, consideramos a grandes rasgos cuatro períodos, teniendo en cuenta ciertas constantes:
I. Fundacional –al que llamamos “Siglo de Oro”-, circa 1530-1630;
II. De consolidación –que llamaremos “Siglo de Plata”-, ca. 1630-1750;
III. Del resquebrajamiento provocado del Imperio Español (ca. 1750-1810);
IV. De ruptura de vínculos con España y acción de gobiernos influenciados por las ideas de la Revolución Francesa, que deben reconocer la catolicidad del pueblo argentino (ca. 1810-1830)